« Para entender el chavismo - por Alberto Garrido (2007) | Main | Vetelca: Historia de la primera maquila bolivariana - por Rafael Uzcátegui (2009) »

Hay una batalla política en el país en todos los ámbitos y particularmente en le movimiento sindical - entrevista con Orlando Chirinos (2009)

Entrevista a Orlando Chirinos (OC) de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), y Coordinador de la corriente de CCURA (Corriente Clasista Unitaria Revolucionaria Autónoma).

Entre Orlando Chirinos y el Libertario hay todas las diferencias que existen entre el trotskismo y el anarquismo, que no son pocas. Sin embargo, reconocemos que es uno de los pocos dirigentes obreros que renunció a la posibilidad de una vida cómoda entre la burocracia chavista para defender, sin dilaciones, los derechos de los trabajadores y no hipotecar la autonomía de las organizaciones sindicales. Por eso hemos venido siguiendo su actuación y sus declaraciones con atención. Y ante el ataque que ha venido sufriendo por parte de la burguesía bolivariana, por llamar a las cosas por su nombre, le realizamos una larga entrevista, cuya versión periodística publicamos en el formato impreso. Siendo la presente la versión completa de sus declaraciones.

Lexys Rendón (LR) – El Libertario

OC: Orlando Chirinos de la Unión Nacional de Trabajadores y Coordinador de la corriente de CCURA, que significa Corriente Clasista Unitaria Revolucionaria Autónoma.

Creo que hay una batalla política en el país en todos los ámbitos y particularmente en el movimiento sindical venezolano. Yo creo que hay una coyuntura y lo que está pasando, es que están confirmándose categorizaciones y caracterizaciones que nosotros hemos venido planteando a través de estos años. Internamente a nivel de la UNT, la Unión Nacional de Trabajadores, como en todas las corrientes, son los pocos debates. Hay que ser categórico, una de las cosas, un elemento bien importante en el movimiento obrero hoy, es que sectores tanto de la Central de Trabajadores de Venezuela (CTV) que participaron en el golpe, como y principalmente dirigentes sindicales que participan en el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), no debaten, no hay debates. Hay descalificaciones, ofensas, calumnias y por lo general, usan el poder para aplastar las posibilidades de que podamos hacer juntos, un debate de cara a los trabajadores en general.

Qué es lo que se está confirmando? Lo primero, es que éste es un gobierno - y nosotros hemos acusado al presidente - que tiene una política antiobrera desde hace mucho tiempo. Pero que además a lo anti-obrera, hay que agregarle que es antisindical. El gobierno tiene una política de desmantelamiento del movimiento de los sindicatos. Y eso tu lo vez todos los días. Comencemos por una cosa bien importante que son las contrataciones colectivas, acuérdate que eso es un derecho constitucional que en el artículo 96 lo prevé. Venezuela firmó el convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo, y además en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la contratación colectiva es un derecho humano. Bueno, en esto, el gobierno que dice ser socialista, esta pisoteando y violentando las convenciones colectivas. Bien a nivel del Estado patrón o a nivel de la administración pública, las empresas del Estado y las empresas básicas; aluminio, acero, electricidad, todo esto. Pero además, en todo lo que es el proceso de Empresas de Producción Social, de Cooperativas, de las denominadas de Propiedad Social y todo esto, porque su sino principal, es la violación al Derecho a convenir de los trabajadores, y eso es muy grave.

Rápidamente, para que no sea tan larga la discusión, quiero señalarte las convenciones colectivas más importantes violentadas hoy. Comencemos por los trabajadores de la administración pública, que no son cualquiera ahora, los entes centralizados y los entes descentralizados, léase gobernaciones, alcaldías, concejos legislativos, institutos autónomos, todo esto que abarca a dos millones y pico de trabajadores, tienen 5 años, desde diciembre del 2004 que su contrato marco no se les discute a los trabajadores y eso es gravísimo. Eso ha llevado a que un 70% de los trabajadores de la administración pública sean trabajadores de salario mínimo. Que nos ha llevado a nosotros a decir que en definitiva, estamos en un país de salarios mínimos. Eso es categórico, no se están discutiendo los contratos colectivos. En la administración pública, los educadores tienen 3 años con su convención colectiva vencida, los trabajadores eléctricos que son aproximadamente 36.000 trabajadores eléctricos, tienen vencida la contratación colectiva desde el año pasado, estaban discutiendo los contratos, se suspendió el 15 de diciembre y no ha habido forma ni manera que se reanude la discusión. Los trabajadores petroleros que a lo largo de estos 10 años han perdido conquistas importantísimas, conquistas fundamentales, por ejemplo, haber perdido el Comisariato que les garantizaba a los trabajadores los alimentos más importantes de la dieta popular a precios insignificantes. Fue a través de un referéndum amañado por la alta gerencia de PDVSA que se les cambio, por una tarjeta electrónica que supuestamente todos los años debería ser discutida por los representantes de los trabajadores. Pero que a la vuelta de un año, ellos la transformaron en una medida de la gerencia. Pasó a ser una decisión unilateral, a criterio de ellos, eso tiene un nombre, no me acuerdo ahora.

LR: ¿Eso tiene que ver con los cestatickets?

OC: Eso que se llama cesta tickets para el resto de los trabajadores en Venezuela, es lo que se llama tarjeta electrónica de alimentación en la industria petrolera.

LR: ¿Y se rige por el mismo sistema que de acuerdo al salario percibido corresponde un porcentaje?

OC: No, no, allí no hay escala, es arbitrario como ellos lo ponen. Allí se golpea de dos maneras esta conquista. Antes, la gente tenía una tarjeta de comisariato, la cual tenía un monto establecido para compras de alimentos en los comisariatos de la industria petrolera y el monto era asumido por la empresa. Esa conquista fue tan grande que el monto no se discutía, la variación de precios era asumida inmediatamente por la empresa, el subsidio lo asumía Pdvsa. Y esa conquista que fue demasiado grande, fue cambiada por un referéndum, como te dije amañado, para después discutir ellos internamente y unilateralmente. Ahora quien acuerda los precios es el gobierno, las empresas de PDVSA, la gerencia de PDVSA. Otra de las conquistas importantes que había, era una cláusula que se le llamaba aumento por méritos, como a ellos no les gustaba la palabra meritocracia, por lo que significaba con la derecha y todo eso, la cambiaron por evaluación de desempeño. Bueno van para 5 años que no se discute esto, no se discute la revisión y las mejoras. El cambio que hicieron fue corporativo, la tarjeta electrónica no se discute con los sindicatos sino que es corporativo. ¿Qué quiero decir yo con esto?, que la corporación decide unilateralmente todo cambio en precio, todo. Eso es petróleo hoy. Además, el contrato esta vencido. El contrato anterior, fue discutido por una comisión que nosotros le pusimos el nombre de “comisión entregadora”, porque fue a dedo. Quienes nombraron a los dirigentes fueron el Ministro del Trabajo de aquel entonces, un funesto ministro, el peor que haya pasado por la historia de este país, José Ramón Rivero. Que en componenda con Rafael Ramírez, terminaron firmando una contratación colectiva que llevo a los trabajadores de la industria petrolera de ser los trabajadores de mayores beneficios y de mayor salario, a estar por debajo de la mayoría de las empresas transnacionales manufactureras del país. Es decir, hoy los petroleros de Venezuela - quizás de todo el mundo- no son los mejores pagados. Por el contrario, un petrolero gana entre 1.300 y 1.500 bolívares fuertes, en eso oscila. Cuando la mayoría de los trabajadores de estas empresas, su salario está entre 4 y 5 mil bolívares fuertes ósea 4 o 5 cinco millones de bolívares anteriores. Todo eso, a causa de la imposición, de la intromisión del gobierno, el patrono Estado, para imponer representantes de los trabajadores, que en definitiva, escogen a militantes del PSUV, que son sumisos, que son automáticamente entregados a todo esto.

LR: ¿Desde cuándo no se discute en contrato colectivo dentro de PDVSA?

OC: Se venció el 21 de enero de este año, pero el problema, es que acuérdate que hay una cláusula que obliga a que debe empezar a discutirse 3 meses antes. Es decir, desde octubre, noviembre, diciembre del año pasado, a la fecha, llevamos 7 meses sin el derecho a discutir la convención colectiva. Y lo más grave, es la perspectiva que se pretende desconocer la discusión del contrato, para a través del Frente Socialista de los Trabajadores, un instrumento del Presidente de la República y de los ministros, para pisotear la autonomía del movimiento sindical, la genuina representatividad de los trabajadores, para entonces imponer las condiciones que ellos a bien tengan. Y en eso andan en todo el país. No lo plantean abiertamente, pero andan tratando de convencer a un grupo de trabajadores, para tratar de imponer incluso a la fuerza, con la participación de los Consejos Comunales, una contratación colectiva, que en definitiva, será una revisión para dar algún bono y posponerla para dentro de 2 años. Que es cuando ellos aspiran, ya hayan resuelto el problema de los Consejos de Trabajadores y hayan liquidado al movimiento sindical. Es decir, una medida antisindical y antiobrera muy grande.
Sumado a todo esto, por ejemplo, la salud, no se discute contrato colectivo desde el año 1992. Algunas normativas, las cuales se han hecho, pero el contrato de la salud, el contrato marco de la salud ha sido violentado desde hace mucho tiempo. Y así sucesivamente, en un grupo importante de ministerios: el de la ciencia y la tecnología tiene 14 años; el contrato colectivo de los trabajadores del Ministerio del Trabajo, tenía 17 años sin discutir, hace 4 meses lo acordaron y a estas alturas, después de 4 meses los beneficios no se los han dado a los trabajadores, no lo han recibido los trabajadores. Eso es evidencia del carácter del gobierno que tenemos.

Pero al lado de eso, hay elementos funestos, graves, precedentes inaceptables en cualquier país democrático. Ni siquiera estoy hablando de un país socialista, estoy hablando de un país de democracia burguesa, que funcionen los poderes. Aquí, los trabajadores del Metro discutieron la contratación colectiva, que ya tenía más de casi año y medio sin discutirse, llegaron a acuerdos, fue homologado, fue avalado por la representante de la Procuraduría que se supone es el ente que salvaguarda, cuida los intereses del Estado. Ella lo aprobó y luego el Presidente de la República, con una nueva directiva del Metro, desconoció esta homologación y usó un método terrible, método sólo utilizado por dictadores o gobiernos autoritarios, que fue imponerlo amenazando a los trabajadores que si hacían uso de su legitimo derecho a la huelga y a la movilización serían militarizados y serían despedidos, tal y como lo hizo cuando los trabajadores petroleros hicieron el paro sabotaje. Una intención fascistoide, porque querer ligar una cosa totalmente distinta que fue el paro sabotaje petrolero, con el legitimo derecho a huelga de los trabajadores que en su cara les pisotearon acuerdos homologados, que es cosa juzgada en el país, que no habrá nada que lo retroceda, bueno, ellos usaron la fuerza. Primero con la amenaza, y luego con cosas concretas: metieron a la Dirección de los Servicios de Inteligencia y Prevención (DISIP), a la Dirección de Inteligencia Militar (DIM), metieron gente de los Consejos Comunales para mandarles el mensaje a los trabajadores que si hacían esto, serían botados. Y así, sin consultar a los trabajadores de manera antidemocrática, el sector de los dirigentes sindicales que pertenecen al PSUV avalaron, participaron y terminaron a espalda de los trabajadores. Acordando una re-discusión que desmejoró las conquistas de los trabajadores en 30 y 40% de lo que habían conquistado. Te doy dos ejemplos: El salario que habían acordado era de 400 bolívares y lo bajaron a 200, un aumento lineal de 400 bolívares mensuales adicionales a los que ganaban y lo redujeron a la mitad; redujeron el bono nocturno que habían acordado, si mal no recuerdo a 60 %, lo bajaron al 45%; igual las horas extras. Además, sumado a esto, ellos habían conquistado -cosa que en la empresa privada se había conquistado, casi todo- que se le aplique el concepto general de salario a los trabajadores cuando les toque cobrar vacaciones y utilidades. Es decir, debe pagársele a salario promedio, a salario de rotación, porque estos son trabajadores que rotan turnos. Bueno a ellos, se lo impusieron a salario base, es decir, desde el punto de vista de las conquistas reivindicativas bien importantes, las redujeron. Además que el contrato colectivo que lo había acordado a dos años, definitivamente se lo movieron a 3 años. Y esa política, inaceptable por lo demás, podemos decir que va a ser la tónica, va a ser parte programática del gobierno. Por que hace pocos días, los trabajadores de Pdvsa Gas Comunal, que son los trabajadores que vienen de Vengas y Tropigas, que después Pdvsa nacionalizó esto. Que llevaban varios meses discutiendo la contratación colectiva, llegaron a un acuerdo y la empresa esta desconociendo el acuerdo. Ya lo esta desconociendo. Con el mismo modus operandi del Metro- Es decir, despedir a representantes de la discusión por parte de ellos y desconocer. Habían acordado, un acta como para que -como eso después que termina pasa a revisión, para Desarrollo- empezara la vigencia el día 6 de abril. El aumento de salario que fue 8 mil bolívares y el bono para el 16 de este mes que debería hacerse efectivo a los trabajadores, fue desconocido abiertamente. El gobierno incluso llega al abuso de plantear que ellos están dispuestos a respetar el bono de los 20 millones pero que cada trabajador debe decidir qué va a hacer con ellos, para si por ejemplo, va a comprar bloques, cemento, para mejorar la casa, sea la empresa quien se lo compre. Con dinero que debe ser administrado por los trabajadores porque es de ellos, la empresa, cosa que tampoco había sucedido en este país, sea la que decida administrarle el bono a los trabajadores

LR: ¿Explícame eso?

OC: Estos 20 millones, son un bono de compensación por lo que los trabajadores no han recibido durante año y medio, casi dos años.

LR: Entonces, son los trabajadores quienes deben decidir cómo, en qué lo van a gastar o si incluso lo desean guardar.

OC: Claro eso es un derecho de ellos, el Estado les esta exigiendo que digan que van a hacer con eso, para ellos proveerle de eso y no el trabajador administrarlo. Esos son dos ejemplos bien importantes.

LR: Y allí también ha existido amedrentamiento a través de los cuerpos de seguridad del estado?

OC: Si, tanto es así, que comienza a haber presencia de militares en las empresas. Además, ¿por qué es bien importante?, porque estamos en el camino de los derechos violentados. En Venezuela, nosotros, yo soy un dirigente que desde el año 1974 soy dirigente sindical. En 34 años que tengo, nunca había pasado al extremo que ocurre hoy de criminalizar las protestas. Al extremo que hay un elemento que no se usaba antes, como es que cuando tu estas haciendo labores proselitistas, ósea, repartiendo una hoja en la puerta de la fábrica, hablando en un portón, participando en una asamblea, se utiliza a los cuerpos represivos del estado, para detener a estos dirigentes, llevarlos a la fiscalía, en la fiscalía imputarlos y ellos terminan con un régimen de presentación y prohibición de acercarse a estas empresas donde ellos hacen su trabajo político, haciendo uso de la constitución y el legitimo derecho a expresarte y a organizarte. Son cosas muy graves, concretas de lo que esta pasando. Porque nosotros decimos, que lo que veníamos hablando, denunciando, caracterizando de que estábamos en presencia de un gobierno antiobrero y antisindical, hoy son hechos concretos que se están dando.

LR:. ¿Esta denuncia que estas haciendo de esos casos específicos de dirigentes que están sometidos a régimen de presentación, los podemos verificar y contactar?

OC: Absolutamente, sin ninguna duda, yo te puedo decir que hay 5 dirigentes de la refinería El Palito que tienen régimen de presentación.

LR: Por repartir propaganda, por hacer su trabajo sindical?

OC: Si, los acusan de desestabilizadores. Por ejemplo, el candidato nuestro con un grupo de dirigente sindicales de la Refinería Puerto la Cruz, también tienen un régimen de presentación. Un grupo de dirigentes sindicales de la Siderúrgica del Orinoco Sidor, que como todo el mundo sabe lucharon muchísimo por la conquista de sus contratos, ellos tienen régimen de presentación. Unos trabajadores de una contratista de transporte del mismo Sidor, “Transporte Camila”, hay un proceso ahorita y los están acusando de secuestro. Porque ellos en la lucha de sus reivindicaciones hicieron un paro un día, y les están haciendo un juicio acusados por fiscalía de secuestro, y están a punto de ser condenados y ser llevados presos. Esos son elementos muy graves, concretos. Stalin Pérez, con un grupo de trabajadores también tiene régimen de presentación, una empresa privada, que ellos hicieron una protesta, nosotros fuimos a respaldarlos y fueron puestos a la orden de fiscalía y tienen régimen de presentación, hasta prohibición de salida del país, un asunto bien grave.

Por otro lado, La electricidad de Caracas, sus instalaciones la semana pasada fueron militarizadas, estos, son trabajadores que están desde julio del año pasado (2008) discutiendo la convención colectiva, la pararon el 15 de diciembre y todavía no la han reanudado. Como ellos están hablando, discutiendo de hacer uso de la movilización, están programando una marcha para el 29 de abril incluso, fueron amedrentados o intentos de amedrentamiento por los cuerpos represivos del estado. Le envían la Guardia Nacional (GN), los militares y todo este tipo de cosas. Amedrentamiento en que les hacen seguimiento, entran, militarizan, hay presencia al interior de las instalaciones de militares. Eso tiene dos cosas, aterrorizar a la gente, eso es terrorismo; y montar expedientes.

LR: Pero, la Electricidad de Caracas es una de las empresas banderas del gobierno nacional porque fue estatizada.

OC: Eso es evidente, y eso es parte de lo que hemos venido discutiendo desde CCURA que es un hecho progresivo que se haya estatizado SIDOR, CANTV, todo esto. Pero estamos totalmente en contra de que eso quede a medio camino. Yo siempre digo que eso es cambiar a un patrono privado por un burócrata del PSUV. Que la primera cosa que hacen es atacar las importantes conquistas contractuales y de beneficios de los trabajadores, sobre todo por estas calificaciones, que el presidente de manera irrespetuosa a hecho, diciendo que si por ejemplo, un trabajador conquista beneficios en Salud, Hospitalización Cirugía y Maternidad (H.C.M), por ejemplo, beneficios en educación, becas o que la empresa pague los estudios de los hijos de los trabajadores, sea corrupción o sea privilegio. Cuando estamos en un país capitalista, donde todo el mundo sabe que el excedente de trabajo que es lo que llaman plusvalía, no va a las necesidades de la población, sino en la empresa privada a los bolsillos de privados, y en este caso particular al Estado y los burócratas por la altísima corrupción que pasa en el país. Es absolutamente normal que el que produce la riqueza, tenga derecho a solicitar las reivindicaciones que a bien tenga. Para el presidente eso es corrupción, que en definitiva, no es corrupción. Yo pienso, a diferencia de otros que el presidente es un hombre inteligente, sabe perfectamente de qué esta hablando. Eso es una política antiobrera, es una postura antiobrera, del Presidente de la República que no tiene pena de decir esto al trabajador, mientras un sector de sus ministros, los directores de los institutos autónomos, diputados y todos estos, son los nuevos ricos del país, por la corrupción.

LR: ¿Por qué de fondo, el Estado venezolano que se dice estar en una revolución socialista y en vías al socialismo, tiene según tu criterio, una política antiobrera?

OC: Aquí hay varios elementos bien importantes, en primer lugar yo descarto absolutamente que aquí haya una transición al socialismo. Lo que ha habido es conquistas importantes que cualquier gobierno burgués serio podría darlas, en un Estado que llegó a tener un promedio de 140 dólares el precio del barril de petróleo. Algunas conquistas expresadas en avances en la constitución, en los derechos políticos, humanos. Pero que hoy están en proceso de restricción, visto primero en la reforma a la constitución y ahora con la enmienda constitucional, tu vez como se restringen cada vez más derechos políticos importantes. O pisoteando la voluntad popular como el presidente Chávez lo hace, en el momento en que nombra a dedo a una vicepresidenta para ponerla por encima de un alcalde que en elecciones libres y democráticas la mayoría decidió ponerlo allí. Nos guste o no, sea fascista y de derecha, lo que sea, por que en definitiva, eso de manera valiente lo decimos: qué diferencia tiene eso con relación al 11 de abril. Porque nosotros nos alzamos porque la derecha dio un golpe de estado, para tumbar a un presidente que la voluntad popular había decidido. Nosotros salimos a jugarnos la vida para defenderlo y hoy el presidente haciendo uso de la Asamblea Nacional, de los poderes que están bajo su bota, pisotea la voluntad popular de más de 750 mil caraqueños que decidieron que ese alcalde, que no nos gusta a nosotros, sea la primera autoridad de la capital. Eso es inaceptable, y no podemos nosotros en nombre de la lucha contra el imperialismo, avalar un pisoteo a la constitución y a la voluntad popular. Entonces, nosotros somos absolutamente categóricos, porque eso es pretender suplantar, quitar la fuerza de los trabajadores, la fuerza de la democracia obrera, de la participación de la gente de que un gobernante si lo esta haciendo mal, sea por la vía de la lucha y de la movilización y de la huelga, si es necesario que la mayoría de la población democráticamente decida ir contra ese gobernante.

LR: Para finiquitar un punto importante, El gobierno muestra a Pdvsa como de todos, Pdvsa como una empresa socialista que permite el pago de muchos beneficios que estarían siendo destinados a los sectores más desabastecidos de la población. Qué pasa en Pdvsa?, ¿qué sucede ahora? Cómo esta afectando la constitución de las empresas mixtas al trabajador, al obrero dentro de la petrolera venezolana?

OC: En primer lugar, por 63 días hubo un control de la industria petrolera por los trabajadores, eso es un hecho, que en medio del paro sabotaje, al que nosotros calificamos como un enfrentamiento de clases, en aquel entonces, si ganaban los que llevaban el paro, tumbaban a Chávez, privatizaban PDVSA, y resulta que nosotros lo derrotamos. Si en alguna parte, el poder de la clase obrera, con absoluta claridad, participó, dirigió – no así cuando el golpe de estado, que fue el movimiento popular el cabecilla de regresar al presidente- acá fue la fuerza de los trabajadores, sus organizaciones sindicales el eje principal para derrotar al imperio y la oligarquía venezolana, en medio de ese combate, por 63 días nosotros dirigimos la industrias petrolera, no hubo accidentes. No hubo accidentes. Y terminamos con una consigna, que los trabajadores tenemos derecho a saber quién entra y quién sale de PDVSA. El presidente nombró una nueva dirección. En esa nueva dirección, nosotros reivindicamos que el presidente Chávez con una visión muy importante, por primera vez en la historia de la industria petrolera, nombró a dos de sus obreros parte de la junta directiva. Que después se prostituyeron que después se degeneraron políticamente, que no es culpa de Chávez. Pero que hubo la posibilidad que desde el movimiento obrero podíamos imponer, cosas como saber quién entra y quién sale de la industria. En definitiva, estos dos dirigentes, que de ganar un millón de bolívares los pusieron a ganar 7millones y les dieron una tarjeta de representatividad y les dieron una Suite en el Melia, allí se demostró que la “existencia determina la conciencia”, estos compañeros se aliaron a esta gerencia que hoy dirige a la industria petrolera, que persigue a los revolucionarios. Yo fui perseguido, acosado y despedido, pero no sólo yo, centenares de gente de pueblo que participó en la contingencia los botaron pal coño.

Contingencia que la asumieron trabajadores, contratistas, temporeros, todos estos, que después Chávez hizo un decreto de absorción, la mayoría de estos trabajadores fueron perseguidos, botados, no los dejaron entrar. ¿Y quiénes entraron? En Pdvsa, hay nepotismo de la manera más canallesca, los gerentes, el director de recursos humanos que es un médico que se llama Darío Merchán, en todo el país montó operativos para controlar los recursos humanos, que ha llevado a que en todas esas partes, los hijos, los hermanos, combinados con los militares, se apoderaran de la industria petrolera. En consecuencia, nosotros decimos, PDVSA no es del pueblo. Si no es de los trabajadores portón para adentro, menos puede ser del portón hacia afuera. A nosotros nos da mucha arrechera, como ahora son los nuevos ricos de este país. Porque además, se fue imponiendo una tesis de dádivas, educando a la gente sobre esa base -yo tengo un librito que te lo voy a regalar, no sé si lo has leído, una entrevista larga que me hicieron.

Con el triunfo de febrero de derrota al paro sabotaje, hubo grandes conquistas, entre las conquistas esta la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), que después fue prostituida. La misiones y la participación de muchas cosas sociales de PDVSA. Pero Pdval y todo esto se ha convertido en antros de corrupción. Porque nadie las controla, y las contralorías sociales, o son prostituidas o son perseguidas en las pocas partes donde se puede construir esto. Por ejemplo, los cupos de trabajo que fue degenerado por la dirigencia sindical vieja que desviaba los cupos para trabajar dentro de la empresa, nosotros impusimos que se cambiara por un sistema que se llama SISDEM, Sistema de Democratización del Empleo, que se suponía era un programa automatizado, para que la gente supiera dónde iban a hacer los mantenimientos, los trabajos temporales y todo esto. Eso lo administran desde adentro ellos, y son a su gente, con un clientelismo que después los convierten en mercenarios, una cosa horrible. Se le miente al país en quién es, quién entra y quién sale.

Nosotros creemos que los trabajadores de PDVSA tienen derecho a participar en las ruedas de negocios, ¿por qué no? Se dice que se producen 3.200.000 barriles diarios, cuando la verdad verdadera es que a veces llega a 2.200.000, 2.400.000, o 2.500.000. Se le miente a la gente y al no haber control. Hoy tu vez al presidente haciendo pactos, comprometiendo petróleo a futuro, pisoteando el derecho de las nuevas generaciones venezolanas, porque en definitiva han comprado la dirigencia sindical petrolera, la inmensa mayoría de ella, a través de preventas, les han destrozado su compromiso, su ética y su moral. Esa es la verdad. Y a quienes los despiden y después ganan el reenganche, los pisotean y después no acatan la providencia. Por ejemplo, a este médico que dirige Recursos Humanos, nosotros tenemos derecho a préstamos para viviendas después de 5 años, él todavía no tenía 4 años, cuando él y la esposa que también la metió allí, así como la esposa de Ramírez que trabaja allí, como los Barreto, todos ellos ya tienen carnet blanco. Y allí muchos de los trabajadores hoy, más de 5.000 trabajadores que tienen muchos años trabajando fijo y permanente pero a través de contratistas se les niega su ficha blanca. Allí también tenemos responsabilidad los del movimiento sindical. Pero en definitiva, PDVSA no es de todos, estamos en una situación muy delicada, porque ellos actúan con la prostitución de los dirigentes sindicales que hoy son aliados de ellos. No solamente a gente del petróleo, a gente de la UNT, a Marcela Maspero la financian, le meten gente y todo esto, porque a la final la usan a ella como su apoyo para que vaya avalándole todo a través de la prensa y otros medios. Para tratar de generar confusión en los trabajadores, y ellos que como tu bien sabes, no a través del debate sino de la descalificación, terminan, por ahora como diría Chávez, siendo los que dirigen de la manera como dirigen a la industria petrolera.

LR: ¿Es decir que la participación real de los trabajadores en las decisiones y contralorías dentro de PDVSA es inexistente?

OC: ¿Participación? Cero, ninguna. Yo te voy a poner dos ejemplos que se me olvidaban, aquí hay una caja de ahorros de los trabajadores, CAFREF, que es la Cooperativa de Ahorro y Crédito de la Federación Unitaria de Trabajadores del Petróleo de Venezuela. Que los trabajadores usan, sacan préstamos y ahorros y desde octubre, PDVSA, que es el agente de retención de los ahorros de mi salario como trabajador, no entrega la plata y ha colapsado. Eso es grave y eso es social. Desde el punto de vista político, a la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros FUTPV, no le entrega las cotizaciones de los trabajadores y a la mayoría de los sindicatos de base, sobre todo a los sindicatos que critican, no se lo entregan. Eso es una práctica anti sindical, condenada en los convenios 87 de la libertad sindical en Venezuela. Eso es otra demostración de la violación de la libertad sindical en el país. Eso es inaceptable y son dos elementos que te confirman lo que nosotros decimos, que estamos en presencia de un gobierno que tiene una escalada contra los sindicatos, que quiere imponer a través de una Asamblea Nacional genuflexa, un proyecto de Ley de Consejo de Trabajadores, para al igual que Cuba, terminar controlando - que ellos le dan un nombre pretencioso de inteligencia social- a los trabajadores. Para controlar el derecho que tiene cada uno a organizarse, a discutir contratos, a pelear por sus reivindicaciones. Y desde el punto de vista político también, a pelear porque haya elecciones, porque haya participación de los trabajadores.


LR: ¿Qué son los Consejos de Trabajadores?.

OC: Primero comencemos porque en estos largos 10 años entre las conquistas que ha habido -independientemente de lo que está pasando al interior de las cúpulas de la UNT- nosotros decimos que la conquista más importante de este proceso, fue la Unión Nacional de Trabajadores. La central, tiene un programa que es netamente defensor de la autonomía del movimiento sindical, de su soberanía, de la autodeterminación de los pueblos, de la lucha por una sociedad sin explotados ni explotadores, contra el pago de la deuda externa. La idea era llegar a un acuerdo de países deudores para juntos golpear la política contra esa inmoralidad. Ese es el programa de la Unión Nacional de Trabajadores. Y en medio de ella, el problema de la cogestión. La UNT en Mayo del 2005, introdujo en la Asamblea Nacional, una Ley de Cogestión. Esta ley fue engavetada, ni siquiera fue a la primera discusión porque allí el gobierno, Rafael Ramírez y posteriormente Chávez, conversaron con Fidel Castro que se opuso rotundamente, y echaron para atrás la posibilidad que hubiera una experiencia de cogestión que -como yo lo dije en esa época y te lo ratifico hoy- no es una consigna socialista, ni revolucionaria, es una consigna como su nombre lo dice: compartir con los dueños los medios de producción y todo esto. Pero que para nosotros, tenía un enorme significado clasista, revolucionario, que era tratar de introducir elementos de dualidad de poder, y nosotros queríamos empezar por las empresas públicas y las básicas. Por cuanto ya preveíamos a un Estado que iba a ir conformando una burocracia, una casta burocrática terrible que podía ir por los mismos caminos que fueron los procesos en la U.R.S.S., en contra de las conquistas más importantes de la humanidad como fue la revolución rusa.

¿Y nosotros qué queríamos? En el triangulo, nosotros en lo que era la propiedad ni siquiera estábamos planteando que se entregara a los trabajadores, que se les diera propiedad, que se les diera acción, no era nuestro planteamiento. Era la participación en la gestión, y nosotros decíamos que era corto, por el carácter. Es como las cooperativas, no tienen que ver nada con el socialismo, las cooperativas pueden ayudar muchísimo en el avance, de ir avanzando hacia el socialismo, en el periodo de transición. Pero en definitiva, son entidades que tienen propiedad. ¿Y qué paso?, trajeron a un tipo que no sabía nada, y te lo digo sin pedantería de ningún lado, llamado Orlando Borrego, que fue secretario del Che. Vino a dar un taller sobre cogestión y fue una cosa horrible. Yo ese día fui atacado por Borrego porque me opuse rotundamente a los argumentos queriendo transpolar esto con la experiencia de Yugoslavia. Cuando yo también había leído, poco, pero si tenía nociones de lo que estábamos hablando y eran dos cosas distintas. En Yugoslavia, en las primeras de cambio, era un país devastado con una profunda crisis que necesitaba ganarse a los trabajadores y a las organizaciones sindicales para recomponerse, para reconstruirse como efectivamente avanzaron ellos, para posteriormente seguir siendo explotados y seguir garantizando su plusvalía. Aquí se suponía que era un momento de transición, en que los trabajadores tenían posibilidad de participar en la escogencia del presidente de PDVSA, en la junta directiva de PDVSA, hacer los proyectos juntos, las mejoras que a la larga se fueron viendo. Lo que es de verdad triste recordar como muchos compañeros por accidente de trabajo han muerto, han quedado mutilados, quemados y no ha habido ni un solo preso, a pesar de la Ley Orgánica de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente del Trabajo, LOPCYMAT. Porque todo esto en un país en que no hay autonomía de poderes, termina con un telefonazo, exonerando a estos gerentes. Que en algún momento la clase obrera saldarán cuentas de estas canalladas. Entonces, de manera categórica esa experiencia no avanzó, la poca cogestión fue un fracaso total que fueron aquellos acuerdos de empresas que Chávez hizo. Recuerda que en esos actos, se usaba mucho hacer actos para presentarlos en el país, siempre presentaban a los trabajadores, a la directiva donde metían trabajadores. Pero nunca tu viste en esos actos que los cheques se lo dieran a los representantes de los trabajadores, siempre se los dieron a los empresarios y la mejor demostración de ello, fue la Industria Venezolana Endógena Textil INVETEX. Que era una empresa textilera del estado Cojedes que está en Tinaquillo, que duraron año y pico pagándole salario mínimo a los trabajadores para reconstruirla, refundarla en una experiencia de cogestión que nunca arrancó. O por ejemplo, Industria Venezolana de Papel INVEPAL, que era de pulpa de papel. Que allí el gobierno, incluso en contra de las opiniones que teníamos quienes participamos activamente en la expropiación de la empresa y después la construcción de esta experiencia, que terminaron imponiendo la liquidación de los sindicatos para construir unas cooperativas. Y después nombrar unos gerentes de PDVSA que los mandaron de comisión de servicio, con altos salarios y los trabajadores - que se suponía que en las empresas de propiedad social los trabajadores ganarían exactamente igual - un salario miserable que además desmotiva a la gente. Porque hasta en el socialismo los trabajadores tienen legitimo derecho a tener buenas remuneraciones, el problema no es cuánto ganas, el problema es a dónde va la plusvalía, al servicio de quién están los medios de producción, la tierra y todo esto: Desgraciadamente Chávez ha prostituido los valores del socialismo y le ha metido una confusión terrible a la gente, diciendo cosas como cuando inauguró el viaducto, que dijo que ese era un enorme ejemplo de socialismo, que nos llevó a nosotros decir que si eso es así, bueno todos los países desarrollados donde hay grandes obras estaríamos en presencia de países socialistas.

LR: Concluyendo: los trabajadores no tuvieron participación tal como ellos lo esperaban dentro de las empresas de cogestión.

OC: Nunca, nunca porque rápidamente a los días de haber introducido el proyecto de ley, donde aspirábamos que hubiese una discusión, una participación como dice la constitución, cuando define al Estado como de derecho, participativo, protagónico y todo, bueno al contrario. Desde arriba y desde la asamblea nacional -que algún día los trabajadores y el pueblo tendrán que evaluar la desgracia que ha sido esa asamblea-, trancaron esa experiencia. Por tanto, no hay casi nada de experiencia de cogestión porque eso no es política central de este gobierno. Pueden seguir habiendo algunas experiencia, muy pequeñas que son más iniciativas de las empresas. Que por lo general son empresas quebradas, o con dificultades, o son empresas que terminan acordando con el gobierno para que no las expropien. Pero que desde el punto de vista del trabajador, de su participación, de sus beneficios, no han avanzado absolutamente, esa es la realidad.

LR: ¿Qué sucede en Alcasa?.

OC: Alcasa está en una profunda crisis que tiene muchos elementos. Uno, no haber avanzado en toda la experiencia cogestionaría que fue una de las partes donde más se avanzó. Carlos Lanz, independientemente si se está de acuerdo con el estilo de él, sus políticas, sus prácticas, hizo esfuerzos grandes para tratar de avanzar en un proceso cogestionario de participación directa. Fue la única empresa donde los gerentes fueron escogidos a través del voto popular, que alguna gente ridiculizaba, diciendo que el que diera números triples o le diera un caballo iba a ganar, porque los trabajadores votarían por el más popular. Sin embargo, se demostró que teniendo claro el perfil de cada quien, los trabajadores pueden escoger a sus dirigentes, a los que administran, a los que dirigen. Ese elemento de conquista democrática hacia la participación fue cortado y despedido Carlos Lanz, por parte de Chávez. Chávez decidió sacarlo. Eso, aunado a la caída de los precios internacionales del aluminio trajo la crisis. Además porque ese es el otro problema, aquí, nosotros no aprendemos, porque no hay un balance escrito en negro y blanco, de las cosas positivas, de las cosas negativas, dónde nos equivocamos, cuáles fueron los errores, cómo corregir, es bueno, es malo, su esencia programática, no hay nada de eso. Ese miedo al presidente, su Bonapartismo total y absoluto, que en definitiva no da posibilidad al aprendizaje colectivo, de la construcción colectiva de todo este tipo de cosas.

LR: ¿Y cómo ha sido el movimiento cooperativo?

OC: La experiencia cooperativa también fue un total desastre en el país. Las cooperativas fueron y son usadas para flexibilizar el trabajo. Porque incluso, altos gerentes tienen testaferros para que dirijan cooperativas que después se reparten el dinero. Las cooperativas subcontratan a contratistas, que antes eran contratistas directas para que hagan el trabajo y la mayoría de esos trabajadores ganan sueldo mínimo, no tienen ningún tipo de seguridad social, pierden incluso la seguridad social conquistada a través de los contratos colectivos. Porque las cooperativas no se rigen por contratos colectivos, es decir, es una empresa más, una vulgar empresa contratista más. No tienen derecho a pensiones, jubilaciones, nada de eso. Eso ha fracasado porque en vez de haberse convertido en una cosa complementaria que pudo haber sido bien usada, termino siendo una cosa para que los más vivos y los que están ligados al poder terminen enriqueciéndose. Allí llegaba mucha gente diciendo, yo tengo mi cooperativa, y uno decía bueno si es tu cooperativa es tu empresa. Y eso lo dejo correr el gobierno y fue uno de los fracasos más rotundos de toda esta experiencia.

LR: ¿Y las Empresas de Producción Social?

OC: En esas empresas hay una cosa bien importante, los únicos que saben de Empresas de Producción Social son los del gobierno. Ahí hubo un desconocimiento total. Pudo haber participación en una mesa en Miraflores donde se escuchara la participación de la unión nacional de trabajadores, que era muy buena para defender a Chávez, pero muy mala para que juntos construyéramos los proyectos sociales que se construían. Fuimos excluidos totalmente. Entonces, las empresas de producción social a nivel nacional -que es lo que dice Chávez-, en el discurso que quieren demostrar que es social porque todos ganemos igual, pero por debajo y siempre hay una casta burocrática que la dirige, que tiene salarios altos. Verbo y gracia INVEPAL. Ahora estas empresas de producción social, estás ligadas a lo que ellos llaman ahora -que yo no he podido aún leer, porque ese es el otro problema que ellos monopolizan la información, así como pretenden hablar de la reforma o de la nueva ley del trabajo, consejos de trabajadores-, la propiedad social. Que sólo estos diputados conocen. Que la mayoría de ellos, tu los oyes hablando en la Asamblea pero no hay interés en que se colectivice aquella participación y que se pueda permitir hablar a dirigentes que tengan una postura distinta con relación a ellos.

En el caso de CCURA, nosotros no tenemos que ver, lo decimos abiertamente, no tenemos nada que ver con el proceso este estalinista, militarista que está en pleno desarrollo. Pero somos socialistas. Nosotros creemos que el verdadero socialismo es aquel que apunta definitivamente a la socialización de los medios de producción, en la definición en que hay que erradicar la plusvalía porque es la que les produce la riqueza a los dueños de la tierra y los medios de producción y que en definitiva los protagonistas principales son los que producen, son los trabajadores. En ese sentido te puedo decir que no hay ni un solo ejemplo de acierto, de triunfo, de avances significativos e importantes en estas experiencias, que el gobierno, que tiene medios de comunicación y tiene uso de la cadena nacional pueda poner de ejemplo en el país, es que no hemos visto ninguno. Y son fracasos, grandes sumas de dinero se han perdido, porque se han perdido no sólo porque la productividad no se ha podido concretar, sino también porque se han enriquecido. Allí hay un centro de corrupción muy importante de quienes dirigen al país.

LR: ¿Y los Consejos de Trabajadores?.

OC: Eso es bien importante también ubicarlo bien porque esa es una escalada más de ir en el desmantelamiento de los sindicatos. Nosotros somos defensores de todo invento, instauración, construcción de organismos o modelos que los trabajadores tengan a bien darse. En consecuencia, si para los trabajadores, para que el debate sea más fluido, para tener más eficiencia, para que se profundice la democracia y la participación decide hacer consejos de trabajadores, consejos socialistas no se qué, nosotros estaríamos encabezando con ellos esto. Pero aquí no tienen nada que ver esto con eso, la propuesta de consejos de trabajadores son un instrumento, en mi opinión parapolicial del gobierno para someter a los trabajadores y para garantizarle a la nueva burguesía su estabilidad y sus beneficios. El proyecto de querer hacer unos consejos de trabajadores supuestamente para que avance en la construcción del socialismo, es para como tú lo ves, desde adentro, combatir, despedir, perseguir a todos aquellos dirigentes sindicales que opinen totalmente distinto a ellos, que creen de verdad en la socialización, que creen de verdad en la nueva repartición de la riqueza que pasa por definir claramente el carácter de la propiedad. Porque ellos siguen reivindicando la propiedad privada y lo que es más grave de todo, al introducir un elemento como las empresas mixtas, que al fin y al cabo es la política real del gobierno, que nada más y nada menos convierten a empresas que contrataban a través de convenios y no tenían propiedad en dueños dándoles ahora 40% de la propiedad, es retrogrado con relación al artículo 112 y 113 de la constitución que garantiza las propiedades acuáticas, terrestres, espacio aéreo. Ahora lo estamos compartiendo en todas las empresas mixtas a lo que el presidente llama construir el socialismo. Eso no tiene nada que ver con socialismo y en eso nosotros también hemos tenido una posición firme, en definitiva, hay que reivindicar que estas propiedades que hemos señalado son del pueblo y son de los trabajadores del país.

LR: Nada que ver con nacionalización.

OC: No, aunque muchas empresas mixtas las estén haciendo con acuerdos con empresas cubanas, donde incluso se lesiona la soberanía, porque la soberanía no sólo la violenta el imperialismo norteamericano o el español, o el inglés, o el francés. Cualquier país extranjero que actúe como actúan hoy los cubanos en Venezuela es una violación de la soberanía que no tiene que ver nada si defendemos o no defendemos la revolución cubana. Si defendemos o no defendemos las conquistas hoy golpeadas de la revolución cubana. Que el gobierno, el Estado cubano cada vez va reinstaurando el capitalismo parecido a lo que ha pasado en China que pasó a ser la esclavitud moderna. Los trabajadores más explotados y humillados del mundo son los chinos.

LR: Para finalizar quisiera que habláramos de dos cosas; la primera la aparición de Chirinos junto a la C.T.V, y por último cuáles son las reivindicaciones más urgentes hoy para los trabajadores y tu llamado a los trabajadores y trabajadoras de aquí y de afuera.

OC: Esta pregunta sobre la CTV es muy importante ya que para todos los periodistas, todos los compañeros revolucionarios que hacen trabajo en el movimiento obrero siempre está en el tapete. Y yo creo que si de algo tenemos que partir es de un reto, no hay revolución sin trabajadores, no hay revolución sin partido revolucionario, no habrá revolución socialista si los trabajadores no se nutren de instrumentos de lucha y de combate. En Venezuela hoy, la emergencia, la urgencia más importante es la construcción de dos instrumentos importantísimos de los trabajadores. En primer lugar que los trabajadores desde abajo, desde las bases construyan una poderosa central que tiene que tener las siguientes características: Una central autónoma, independiente del estado, de los patronos, del gobierno. Que sea plural y democrática, es decir que en la central tienen cabida absolutamente todos los trabajadores de este país, reivindiquen a Chávez, vayan contra Chávez, sean socialistas, sean lo que sean los trabajadores, porque es el escenario donde tenemos que debatir. Donde quienes creemos en la autonomía, quienes creemos en el verdadero socialismo tengamos la oportunidad en el debate democrático de ganar a aquellos compañeros que no diferencian entre la social democracia, entre el fascismo y entre el socialismo. Por eso, nosotros partimos que hoy esta es la necesidad. ¿Por qué?, porque lo que está pasando en Venezuela es que a nivel de las direcciones, a nivel de las cúpulas sindicales y de los partidos, incluso los partidos de izquierda de este país, vivimos una profunda crisis, no sólo de identidad, hay división, atomización, prostitución, corrupción, y es terrible. Es la lucha de clase contra la misma clase. Y es terrible cuando tú ves unos dirigentes sindicales, que el presidente, acaba de dictar unas medidas anti crisis, y tú ves a unos dirigentes sindicales de la UNT, de una manera vergonzosa, decir que el IVA era progresivo, eso yo creo que no lo dicen ni los peores dirigentes de la socialdemocracia del mundo. El IVA es un impuesto regresivo que lo termina pagando el pueblo y los trabajadores, incluso los desempleados. Que un aumento miserable, de 2 bolívares con 66 céntimos que significaba el aumento del 10% del salario mínimo, que el presidente de la república dice que es el más alto de este continente, que es una media verdad porque es con el que menos se compra por que es el país de los últimos tres años con la inflación más alta. Estos dirigentes que salen a defender eso, cómo tu los puedes ubicar que son representantes genuinos de la clase de los explotados del país. Esa es la mejor demostración de la necesidad urgente de irnos a una refundación del movimiento obrero.

¿Cómo lo hacemos?. Yo parto que la CTV, en el momento en que fue parte de una convocatoria a un golpe de estado, a violentar la voluntad popular, para ponerse al lado del imperialismo perdió su carácter de clase. Pero la CTV existe, y sus contrarios son los burócratas rojos rojitos que actúan igual y peor que ellos. Entonces qué decimos nosotros, nosotros queremos ser consecuentes con lo que estamos diciendo, que es necesario, la unificación del movimiento sindical, la autonomía y la defensa de los contratos colectivos, los salarios y el empleo, son los ejes de nuestra actuación hoy. Y por eso, ninguna de estas centrales representa a los trabajadores. La UNT, fue fracturada, porque fue partidizada. La UNT, que los partidos no tuvieron que ver nada con su fundación - al contrario que la CTV que la formaron Acción Democrática AD y el Partido Comunista PC, primeramente que COPEI- hoy fue partidizada. Porque se pretende imponer desde el Partido Socialista Unido de Venezuela, que no es un partido revolucionario, que es un partido estalinista, se pretende imponer a través de su intromisión y pisotear su autonomía, imponer un sindicalismo gobiernero patronal, entregado absolutamente. Y para ser consecuente con lo que te voy a decir, muchos dirigentes de AD, son 10.000 veces mejores dirigentes que Marcela Maspero, Oswaldo Rondón, Torrealba y todos estos canallas, que utilizan eso, que han pisoteado, boicoteado que haya posibilidades de elección, para que los trabajadores a través del voto directo sean los llamados a escoger a los dirigentes sindicales, que por culpa de ellos el gobierno ha usado eso para negarse a discutir convenciones colectivas de trabajadores bien importantes, no tienen ningún tipo de moral. Yo hice esfuerzos durante 7 años, cuando la corriente nuestra llegamos al congreso en Mayo de 2006, cuando vieron que la estábamos ganando, que no nos había financiado nadie, contrario a Marcela Maspero, que PDVSA le garantizó 400 habitaciones, le dio dinero a Franklin Rondón a Oswaldo Vera, usaron los recursos del Estado y terminaron pisoteando, saboteando el congreso para después irse y no regresar más nunca a la mesa de la institución, para que se produjeran debates democráticos. Y hoy en medio de esa búsqueda, nosotros cuando Chávez dio una declaración, que yo la califique de guerra contra el movimiento obrero, porque yo no tengo ningún compromiso con el primer patrono del país que es el presidente Chávez. Yo estoy dispuesto a volverlo a defender de ataques del imperio, ataques de la oligarquía y la burguesía, pero no estoy dispuesto a cabronearle absolutamente nada, Chávez se ha convertido en un dirigente anti obrero, con una política anti obrera. ¿Qué dijo él? Que el que hacía huelga la hacía contra él y amenazó. Y nosotros salimos a prestarles solidaridad urgente a todos los trabajadores del Metro y convocamos a todos los dirigentes de este país de todas las corrientes. Y allí acordamos empezar un comité de solidaridad laboral. Que el nombre nadie lo pensó. Sólo que una periodista pregunto: ¿Cómo se llamaba ese movimiento? Y un dirigente le respondió: solidaridad laboral. Porque la esencia y lo que le preocupa a todos estos dirigentes es que nazca un organismo que por lo menos preste solidaridad a los trabajadores. Porque de todos estos dirigentes gobierneros, ninguno de ellos defiende a los trabajadores, ninguno de ellos va a los portones, ninguno de ellos es capaz de ayudar a que triunfen las huelgas de los trabajadores porque ellos son anti huelga. Porque ellos a todos los trabajadores que hacen huelga y paro les dicen que son escuálidos, guarimberos, desestabilizadores, agentes de la CIA y del imperialismo. Y se pretende descalificarme, y descalificar a nuestra corriente porque nosotros les damos declaraciones o vamos a programas de globovisión, de Radio Caracas. Nosotros hemos dicho por la calle del medio, que somos defensores incondicionales de la libertad de expresión y que vamos a ir a cualquier medio porque nosotros no subestimamos a los trabajadores. Nosotros queremos educar a los trabajadores que el problema no es el medio donde tú vas, sino lo que tú dices y lo que tú haces. ¿Cuál política defienden?, nosotros estamos defendiendo una política en Radio Caracas Televisión, en los medios comunitarios y donde sea, que dice: los trabajadores deben ser el sujeto social de la revolución, estamos planteando que debemos defender el salario, la contratación colectiva, defender las elecciones democráticas de los trabajadores, transparentes. Como estamos dando una batalla en petróleo ahora. Y ¿qué hace el gobierno a través de un sátrapa llamado Argenis Olivares? Como ya se acercan las elecciones, el viernes impugnó las elecciones. Sus representantes, vinieron en los últimos días de la comisión electoral para tratar de impedir que los trabajadores se expresen, porque saben que si hay oportunidad, los trabajadores se van a expresar por los luchadores, por los que tienen programas en su defensa. Porque aquí no estamos discutiendo quién es el Presidente de la República, y nosotros no tenemos ninguna duda de ello.

Es por eso, que te digo, nosotros creemos que es en medio de ese debate, en la solidaridad que se va a abrir la posibilidad de crear una asamblea constituyente sindical con delegados de base. Yo incluso he propuesto que el 70% de los delegados lo elijan todos los trabajadores de este país con dirigentes sindicales que no hayan tenido que ver nada con las direcciones de las cúpulas, de la CTV, UNT, todas ellas. Una asamblea constituyente sindical, que la organicemos y que sean los trabajadores que escojan el 100% de los delegados. Pero proponemos que el 70% sean delegados nuevos, de base y el otro 30% que los escojan de los viejos. Un acuerdo de los trabajadores, no acuerdos de cúpulas, no acuerdos de partidos, no acuerdos de que el PSUV quiere escoger quienes son. No, vamos a un proceso profundo porque el gobierno ha decidido que la crisis la paguen los trabajadores, esa es la esencia de este debate. Y nosotros creemos que no. Nosotros creemos todo lo contrario, hay que sentarse en una mesa para de esa mesa, fruto de la consulta a los trabajadores salga la Política.

De todas maneras, yo te digo, yo soy el dirigente más atacado en este país, del movimiento obrero. Pero además, a mi no me preocupa nada de eso porque soy el dirigente de mayor prestigio en el movimiento obrero de este país. Ya a nosotros nos mataron tres dirigentes, pero ¿qué hacemos?, tú me pides a ¿qué invitamos?.

En primer lugar hay que educar a los trabajadores, hay que educarse con ellos porque no es que nosotros somos los maestros de donde estamos hoy. Si no hay participación de los trabajadores se va a hundir todo, el hambre y la miseria crecerá. Por eso hacemos un llamado a la participación, este 29 de abril, nosotros estamos convocando a un evento con los trabajadores de este país, para votar por una política que tenga que ver con el salario, con la defensa de la convención colectiva, con la autonomía del movimiento sindical, la lucha por los regímenes de salud y de pensión. No hay seguridad social en este país y el gobierno pretende desmontar la conquista del HCM, con los hospitales colapsados. Nosotros estamos llamando a los trabajadores, esa es la esencia de nuestra política, que nos juntemos todos para ir a defender nuestra política de clase, una política de los explotados del país, contra el gobierno y contra la empresa privada.

Contra el gobierno que es el primer patrón de este país. Para poder comprender por qué este es un país de salarios mínimos. Aquí hay privilegiados y salarios mínimos, un magistrado gana 30 y 40 millones de bolívares, un diputado gana 12, 13 millones, un rector del CNE gana 28 millones, esa es la realidad. ¿Por qué?. Porque con el cuento que allí viene el imperialismo este gobierno ha dividido al movimiento obrero, lo ha prostituido, le da prebendas a esto dirigentes sindicales rojos rojitos, para convertirlos en sumisos y genuflexos. Ese es el llamado que hacemos nosotros, a que sea en el marco de la participación protagónica de los trabajadores, que de manera urgente busquemos la salida democrática para legitimar al movimiento sindical venezolano y retomar el derecho que tenemos los trabajadores, que somos los productores de la riqueza de este país a ser tomados en cuenta. Porque el gobierno excluye a todos los dirigentes sindicales, a todas las organizaciones sindicales para que decida el presidente que no es dado a sentarse a discutir, excepto con los militares y con los empresarios, porque con los empresarios él se ha sentado a discutir, con los de aquí y los de afuera.

A mí me dicen que tengo acuerdos con el imperialismo, yo lo digo abiertamente Uribe no es hermano de nosotros como Chávez dijo, Uribe es un hijo de puta, paramilitar, que ha matado más de 5.000 dirigentes sindicales. Y tampoco estamos interesados en pedirle a Obama, el jefe del imperialismo que sea amigo de nosotros, quien está haciendo eso, es el presidente de la república, no nosotros que hemos tenido por lo demás una conducta transparente. Porque tú te imaginas si yo estuviera involucrado en estas trapisondas que hacen estos dirigentes sindicales, ya me lo hubieran sacado, estuviera con Baduel preso en Gramoverde, si a bien tienen mandarme para allá. Nosotros tenemos muchísima confianza, estamos convencidos que vamos a construir un movimiento sindical absolutamente distinto y a eso le dedicamos la vida.

Y el segundo instrumento que se me olvidaba, es la necesidad de ir construyendo un partido verdaderamente revolucionario, aspiramos que sea un partido de trabajadores de Venezuela. Ya hemos avanzado un poco, ya lo registramos en Aragua, con la desgracia que nos mataron a los 3 dirigentes principales pero seguimos en ese camino de discutir si hay posibilidades de construir un partido revolucionario. Que entre otras cosas se ocupe de la formación y elevación del nivel de conciencia política de los trabajadores y del pueblo para que se acabe la manipulación y que a través de dádivas se conviertan en mercenarios, como a la enorme cantidad de compañeros que uno los ve con una franela roja y una gorra pero que no debaten absolutamente nada. Esa es la triste verdad.

LR: Cómo está tú caso y el de los compañeros que fueron asesinados?.

OC: El caso de los compañeros el 28 de abril, empieza el juicio, porque ya hubo la audiencia preliminar y la juez terminó exigiendo que hay que ir a juicio. Esta detenido el mismo trabajador que en ese momento laboraba en Pepsicola. Quienes montaron el expediente se negaron a interrogar a todos los sospechosos que nosotros estábamos señalando, bueno nos vimos obligados a buscar a un penalista que nos está cobrando 80 millones de bolívares. Lo vamos a pagar entre todos los trabajadores de la empresa y los trabajadores de la UNT, porque queremos darlo desde dos instancias, desde el punto de vista político hemos llamado a la solidaridad, estamos evaluando como empieza el juicio para ver si montamos una marcha nacional. Porque acuérdate que no sólo son ellos sino los de Mitsubishi también y es importante que los acompañemos. Y la otra parte, en esta política con elementos de anti obrerismo del gobierno es que en Venezuela hay más de 3.000 órdenes de reenganche, de salarios caídos que el gobierno y los patronos privados no acatan. Pero lo más alarmante es que 2mil y pico de ellas son del Estado. El Estado que violenta sus mismas decisiones, entre ellas están la de Armando, la mía, la de William Díaz, la Asamblea Nacional, que nos están cobrando nuestras posturas. Yo tengo orden de reenganche desde el 13 de noviembre, pero los funcionarios alegaron que había vicios en la providencia y que iban a apelar por vía de una nulidad. Así me han violado mis derechos, porque ellos tienen derecho a apelar pero deben mientras acatar la orden, así me han violado mis derechos, y ¿cómo he sobrevivido?. Desde mi cuadro familiar yo tengo 3 hijos que son profesionales, trabajan, ellos se sustentan, así que no hay problema de eso. Y de la cotidianidad, bueno la ayuda de los dirigentes de CCURA y los trabajadores que colaboran y no he tenido problemas. Pero este no es el caso, porque hay compañeros que el gobierno con esa decisión también les está violando el derecho humano a sobrevivir. Lo concreto, es que el gobierno que dice ser socialista le importa un pito si tú comes o no comes. No es un problema teórico si es o no es, es un problema de acciones de un gobierno que raya hasta de ser un estado forajido con estas acciones que hace. Que son términos que yo no uso porque los usa mucho la oposición pero que sé de qué se está hablando.

LR: Has recibido amenazas que atenten contra tu integridad personal?

OC: No. Yo quiero ser muy claro aquí, a mí se me ha calumniado, una campaña nacional e internacional de mentiras y de calumnias muy grande. Yo me cuido bastante, porque yo milito en la izquierda desde temprana edad, pero ni escrito o verbal eso no.

LR: Y desde afuera cuál ha sido la respuesta. ¿Cuál sería el mensaje?

OC: Yo soy parte integrante de una organización internacional de los trabajadores, porque yo milito en el trotskismo y de ellos hemos recibido mucha solidaridad y de otras organizaciones también. Por estas dos vías, nosotros hemos logrado mucha solidaridad. A mí por ejemplo, solicitaron mi reenganche más de 5.000 organizaciones del mundo entero. Eso lo tiene PDVSA y contrario a otros gobiernos que son muy sensibles a atender a la solidaridad, aquí ni siquiera eso. Esto ha sido de aprendizaje, porque cuando yo te decía que la central debería ser internacionalista, es porque aquí la tradición es que si los trabajadores de PETROBRAS por ejemplo, están en huelga, los trabajadores petroleros no tienen el cuidado de los intercambios de solidaridad y eso es muy importante. Por ejemplo, en mi caso particular de mi despido, estos dirigentes de la UNT, fueron los primeros que fueron a pedir que me despidieran, y fueron los primeros que fueron a donde Ramírez a decirle que no acatara el reenganche, que son elementos concretos que no tienen nada que ver con un dirigente sindical, sino que evidencia que son los agentes de ese aparato. Que yo no ando decretando y yo aspiro que los trabajadores vean los hechos concretos y que nosotros tengamos la capacidad de explicar y ellos puedan saber y distinguir entre un dirigente de la clase y un burócrata de estos.